domingo, 10 de julio de 2016

¿Qué son las personas TOXICAS?

El ser humano por naturaleza es un ser social, nacemos en estado más inmaduro que cualquier otro animal. Ello exige que el ser humano necesite de los demás en un modo absoluto. Necesita de los adultos, de la familia, de la pareja, de los amigos, de los compañeros de trabajo, etc.
                                                            
Aristóteles (384- 322 a.C.) ya subrayó el papel social del ser humano, su función social. Somos animales sociales, en tanto que nos agrupamos en familias, comunidades y estados, y además somos seres que nos comunicamos. La comunicación, la trasferencia de información, el intercambio de mensajes cifrados con códigos es lo que nos hace diferentes al resto de seres vivos. Y esta diferencia es la que nos puede hacer desaparecer, las que nos puede hacer perder un trabajo, la que puede hacer que nos enganchemos a personas que no nos hacen ningún bien.



Ese tipo de personas por tu bien, debes de alejarlas de tu vida, son lo que se conocen como personas TOXICAS. La gente tóxica es aquella que tiene baja autoestima y se sienten muy deprimidos consigo mismos, que para subir su estado de ánimo, hacen que a los otros se les decaiga el suyo infundiéndoles confusión, inseguridad, dolor y tristeza y un estado anímico muy bajo. Evita todo tipo de personas toxicas en tu vida, en tus relaciones de pareja, en tu círculo social, en tu trabajo, allí donde vayas, te encuentres o topes con este tipo de personas, corre!!!

           
 Las personas tóxicas son fáciles de reconocer porque normalmente su comportamiento gira en torno a lo siguiente:

1) Siempre están quejándose por todo. No admiten sugerencias, opiniones, da igual digas lo que digas se van a quejar y suelen tener la habilidad de dar la vuelta a la situación para parecer que eres tú el que te quejas de todo.

2) Asumen el papel de víctimas. No asumen ningún tipo de responsabilidad moral, nunca tienen la culpa. Son de la hermandad de “todo me pasa a mí”.

3) Sólo hablan de sus problemas. No se preocupan por los tuyos, con suerte podrás contarle tus problemas, pero caerán en el olvido, los suyos son más importantes. 

4) Mienten continuamente, te infravaloran, se creen su propia mentira y dan por hecho que tú también la te has creído la mentira.

5) Culpan a los demás de sus males. Volvemos a incidir en la cuestión (2) “Todo me pasa a mí”.

6) No hacen nada por avanzar. Siempre están en el mismo sitio, no abandonan,zona de confort y están más cómodos ejerciendo de víctimas. 

7) Se resisten a cambiar. Aunque presumen de madurar y crecer personalmente. 

8) Son manipuladores. Ejercen cierta influencia sobre las demás personas manipulándolos para imponer o doblegar su voluntad.

En resumidas cuentas son gente peligrosa para nuestra salud mental, emocional y física, a quienes conviene mantener alejados, o al menos a raya, si no tenemos más remedio que convivir o coincidir con esas personas tóxicas, ya sea en tu familia, entorno social, laboral, etc.  Cualquiera que nos aflige con su actitud hacia nosotros, que no nos deja crecer, que no se muestra contento con nuestros éxitos y que pone barreras a nuestros esfuerzos para ser más felices, puede considerarse una persona tóxica para nuestra vida, aunque para cualquier otro individuo pueda resultar inofensiva.
                                         

No hay comentarios:

Publicar un comentario