lunes, 20 de marzo de 2017

Elevator Pitch para la entrevista de trabajo.

La idea básica y resumida del elevator pitch, es condensar un mensaje que llame la atención de alguien en pocos segundos o minutos, obteniendo como resultado, una entrevista o reunión con esa persona. Sería interesante aplicar esta técnica para la tan temida entrevista de trabajo. Estoy seguro de que si la aplicas, evitarás preguntas complicadas en la misma, como puedes ser las siguientes:

Resultado de imagen de killer Question¿Por qué debemos contratarte? El objetivo de esta pregunta es conocer tu experiencia profesional, conocimientos y competencias para el puesto. Cada vez que te presentes a una entrevista debes tener claro estos puntos además de hacer una reflexión sobre tu experiencia, conocimientos con respecto al puesto al que estas optando. 

¿Cuáles son tus virtudes y tus defectos? El objetivo es comprobar cuáles son tus debilidades con respecto al desempeño del puesto al que estas optando. Debes de intentar convertir los aspectos negativos en positivos o en todo caso que tus defectos o debilidades no afecten al desarrollo del puesto. 

¿Qué hiciste mientras estabas desempleado? El objetivo de esta pregunta es valorar tu capacidad para afrontar situaciones difíciles e imprevistas. No es una imagen pasiva y derrotista, ya que le trasmitirás al evaluador, que no tienes habilidades o competencias para afrontar cambios, situaciones difíciles o imprevistas. Un consejo para los periodos de desempleo, es seguir formándose, estar buscando empleo continuamente o realizar un voluntariado.

Bien, estas son algunas de las preguntas que el entrevistador suele realizar en las entrevistas y a menudo son un potente filtro para desestimar candidaturas debido a que el entrevistado no sabe afrontarlas. Utilizando la técnica del elevator pitch, este tipo de preguntas quedarán fuera de juego en la entrevista de trabajo.

Una vez dentro y formulada la típica afirmación del entrevistador: “Cuénteme”, acabas de montarte en el ascensor tienes lo que dura el viaje desde la planta 0 a la planta 10 para:

Imagen relacionada“Decir tu nombre”: Juan Ramírez Mariscal, Isabel Prieto Pérez, Carmen González Mendoza, Pedro Alcántara Rubio, etc.

"Tú etiqueta": soy abogado, psicólogo, fontanero, albañil, enfermero, etc.


“Palabra clave”: soy experto en derecho penal, soy experto en psicología infantil, soy experto en saneamientos industriales, soy experto en reformas, soy experto en enfermería geriátrica, etc.

“140 caracteres”: 5 años ejerciendo como abogado penalista y máster en derecho penal, 3 años en un hospital infantil como psicólogo y postgrado en psicología infantil, 10 años como fontanero y formación en derribo y técnicas de separación de hormigones, 8 años como albañil de una constructora con formación en construcción de hogares y chimeneas, 6 años en el hospital “X” y máster en enfermería clínica.

"Fortalezas": sería el momento de mostrar que fortalezas están directamente relacionadas con el trabajo en cuestión. Digamos que son competencias aplicadas al puesto de trabajo, como por ejemplo: gestión del tiempo, flexibilidad, gestión del conflicto, orientación al cliente, trabajo en equipo, liderazgo, etc.

Bien el viaje se ha acabado y has llegado a la planta 10...

Mantén confianza en ti mismo. Si no se cree en uno mismo o, al menos, no se aparenta, no conseguirá que el entrevistador crea en el candidato. No solo hay que ser bueno, sino que también hay que parecerlo.

Véndete como la mejor versión de ti mismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario